Conocido antiguamente como mastín alpino, el San Bernardo desciende de los antiguos molosos que los romanos introdujeron en los Alpes hace unos 2.000 años.

Posteriormente fue criado por los monjes de un refugio para viajeros en el hospicio de San Bernardo, de ahí su nombre. Al principio fue perro guardián y guía de montaña, y en el siglo XIII empezó a utilizarse como perro de rescate, quizá su función más conocida.

Pero, a partir de 1905, con la construcción del túnel de Simplón que une Suiza e Italia, las montañas pudieron cruzarse con más facilidad. Y desde entonces, el San Bernardo empezó a ganar popularidad como animal de compañía, sin embargo sigue utilizándose como perro de rescate y de tiro. Pese a su imponente tamaño, se trata de una raza extremadamente pasiva y cariñosa que suele adiestrarse con facilidad.

ALTURA: 65-90 cm

PESO: 54-91 kg

ESPERANZA DE VIDA: 10-12 años

ORIGEN: Suiza

DESCRIPCION: Perro muy grande y musculoso, de cabeza y mandíbulas poderosas. Orejas bastante grandes y caídas y cola larga y alta. Dos tipos de pelaje, áspero y suave, ambos densos y blancos con manchas canela, rojas, caoba y negras en distintas combinaciones.

Para ampliar la información sobre este «enorme perro» podéis visitar el club español del perro san bernardo

Dato curioso

Esta muy extendido entre la gente el relacionar al San bernardo con su barril de licor colgado del cuello. El perro llegaba antes al rescate de una víctima atrapada en la nieve y se lo daban para que entrara en calor. Pues bien, es un mito falso. El pintor Edwin H. Landseer , en el año 1820 contribuyó a extender la leyenda, al pintar junto con el barril, a un perro que salvo muchas personas a lo largo de su vida.

En conclusión, es contraproducente dar alcohol a personas en estado de hipotermia ya que aunque aumenta rápidamente la circulación cerca de la piel y eso hace aumentar la temperatura, también hace que se pierda calor en los órganos y en poco tiempo el cuerpo vuelve a enfriarse.

Deja un comentario