La ansiedad por separación es un trastorno que que se puede encontrar de forma natural en muchas especies de cánidos, especialmente en los lobos y los perros domésticos.

Los perros son animales de manada, y como tal, el separarse de su guarida (casa) y/o separarse de su manada (sus propietarios), pueden provocarle una angustia que quizá la descarguen destrozando el mobiliario de la vivienda, o les puede dar por orinar o defecar dentro de casa.

Factores de riesgo

Algunos aspectos en la vida del perro pueden indicar que tenga un mayor riesgo de desarrollar este trastorno. Algunos de estos factores son:

  • El traslado de domicilio o perros que han sido adoptados
  • Cambios repentinos de pasar mucho tiempo con el dueño, a pasar muy poco
  • Cualquier mala experiencia que el perro haya experimentado mientras estaba solo
  • Privación de ir habituando gradualmente al perro a quedarse solo
  • La llegada de un bebé a la familia u otra mascota

Prevenir la ansiedad por separación

La mejor manera de prevenir la ansiedad por separación, es tratar la situaciónes de riesgo comentadas anteriormente, de manera gradual. Que no supongan un cambio brusco, que es cuando el perro puede comenzar a estresarse. No quiere decir que les ocurra a todos los perros, pero siempre es mejor prevenir que curar. Por lo tanto, siempre es mejor que la vida cotidiana de vuestro perro no se vea alterada por cambios bruscos.

Tratar la ansiedad por separación

Lo mejor que podéis hacer cuando noteis un signo que os pueda parecer ansiedad por separación, es acudir a un especialista. El evaluará a vuestro perro y determinará si es en realidad ansiedad por separación, o por el contrario otro tipo de causa, como por ejemplo el aburrimiento. Ese es otro de los motivos por los que podría destrozar la casa. En caso de ser ansiedad por separación, el especialista, siguiendo unas pautas y hábitos, puede ayudaros a corregir el problema.

Ampliar información sobre la ansiedad por separación

Si queréis ampliar la información sobre este trastorno, aquí tenéis el libro Solo en casa: La ansiedad por separación canina que habla en profundidad del tema. Aunque repito, no lo hagáis en casa. Es una conducta muy delicada, y nadie mejor que un profesional para ir observando que no se cometen errores en las pautas para la recuperación del perro.

Deja un comentario